23 jun. 2012

Siega.

Cosechando en la puesta de Sol.
Anochecer...
Ya pasó la calda...
Mola.
Por la noche también se cosecha...
A las siete de la mañana, con la blanda...

La luna gira en el cielo
sobre las tierras sin agua
mientras el verano siembra
rumores de tigre y llama.
Por encima de los techos
nervios de metal sonaban.
Aire rizado venía
con los balidos de lana.
La tierra se ofrece llena
de heridas cicatrizadas,
o estremecida de agudos
cauterios de luces blancas.
                                                 F. García Lorca

No hay comentarios:

Publicar un comentario